Resultados.

Fig. 5: Fragilidad de las uñas en personas que tomaron ch-OSA® o placebo durante 20 semanas. La fragilidad se evaluó en una escala de 4 puntos siendo “0” uñas no frágiles, “1” fragilidad leve, “2” fragilidad moderada y “3” fragilidad intensa.

Tras las 20 semanas se observó una disminución signi?cativa en el grupo del ch-OSA® con respecto al punto inicial de referencia (p<0,05) pero ningún cambio en el grupo placebo. (Barel et al. 2005).