La artritis, la artrosis y cómo prevenirlas generando Colágeno

¡La artritis y la artrosis no son lo mismo! Si bien es cierto que ambas enfermedades afectan directamente a nuestras articulaciones, éstas tienen claras diferencias. La artrosis es una enfermedad degenerativa inflamatoria crónica que produce la pérdida de cartílago en nuestros huesos, produciendo rozaduras y dolor. La artritis, por otro lado, también es una enfermedad crónica inflamatoria, sin embargo, ésta ataca a la membrana sinovial, que es el recubrimiento de la articulación.

La artrosis puede producirse por causas genéticas, hormonales o mecánicas, es decir, cuando el cartílago resiste actividad excesiva constante o existe sobrepeso en la persona, lo cual aporta al desgaste del cartílago. La artritis, en cambio, puede producirse por causas postraumáticas (después de haber sufrido de golpes o lesiones), infecciosas o inmunológicas.

La artrosis es una enfermedad más asociada al envejecimiento debido a que implica un desgaste, sin embargo, factores como el peso o el cuidado que se le da a las articulaciones puede hacer que ésta se manifieste tempranamente. La artritis, por otro lado, puede manifestarse en personas de cualquier edad.

Los síntomas que presenta la artritis son un poco más notorios que los de la artrosis, siendo estos calor y entumecimiento además del dolor y la pérdida de movilidad que también se evidencian en la artrosis.

Un factor muy importante para evitar estas enfermedades es llevar un buen estilo de vida con ejercicio constante y una buena alimentación; pero también cuidar nuestros niveles de Colágeno, ya que éste es el elemento clave en el mantenimiento de tus huesos y articulaciones.

Desde los 21 años de edad, el cuerpo disminuye en un 1% anual la cantidad de Colágeno que produce. La consecuencia de esto es que las fibras de Colágeno que tenemos en nuestro cuerpo pasan de ser multidireccionales y abundantes a unidireccionales y débiles con el paso del tiempo.

Cuando nuestro cuerpo tiene una malla de Colágeno fuerte, nuestros huesos recibirán un recubrimiento de Colágeno que los hará más flexibles y también podrán absorber mejor el calcio, lo cual los hará más fuertes.

Otro aspecto que depende de la producción de Colágeno en nuestro cuerpo es la salud de nuestros cartílagos, que son el “colchón” entre nuestros huesos y aportan a nuestra movilidad.

¡Toma BioSil desde hoy y empieza a Generar Colágeno nuevamente! Prevén enfermedades como la artritis y la artrosis, o reduce el dolor que éstas te pueden producir mientras mejoras tu rango de movilidad y tu calidad de vida. Recuerda que gracias a su compuesto patentado de origen natural ch-OSA®, se activan los fibroblastos de tu cuerpo (células Generadoras de Colágeno) de manera natural.

Sólo con BioSil™ tu cuerpo Genera el Colágeno que necesitas. ¡Tú necesitas Generar Colágeno, no comerlo!